7 razones para elegir una paleta ibérica

¡Un cerdo feliz es sinónimo de un buen jamón! Pero la paleta ibérica de Guijuelo no tiene nada que envidiar a esta suculenta pieza. Aunque hay diferencias.

Cuando comes un bocadillo de jamón por 2 euros estás comiendo jamón, pero se trata de carne de pata de cerdo curada. También puedes tener un Opel o un Ferrari y los dos son “coches”, los dos corren y te sirven para viajar pero hay una clara diferencia. Esta desigualdad es más difícil de percibir en el caso del jamón. Podemos comprar 100 gramos de jamón por 20 euros o por 2 euros, pero lo importante es que tiene que dar placer a nuestro paladar.

Un buen jamón de bellota lleva un proceso de alimentación, mucho ejercicio, libertad de movimiento del animal y 36 meses de curación. Se trata de una joya de la gastronomía en la que vale la pena inverti.

Y lo mismo pasa con la paleta ibérica, es igual de sabrosa, un capricho muy saludable y perfectamente asequible.

¿Jamón ibérico o paleta ibérica?

Ambas piezas comparten la misma naturaleza. Conllevan un proceso de curación controlado para que su sabor sea intenso y su color llamativo.

Una paleta alcanza los 70 cm y un peso de 5 kg. Y un jamón pesa entre 7 y 8 kg y alcanza los 90 cm. La paleta se saca de las patas delanteras de los cerdos: es más plana, con más hueso y grasa lo que la hace muy sabrosa.

La paleta ibérica o de bellota es una excelente opción para comprar, es más barata que el jamón y está deliciosa. Ideal para cualquier celebración especial y para el consumo diario de toda la familia, como las suculentas piezas que puedes encontrar en www.jamonarea.com.

Cómo hay que comer una paleta ibérica

Seguro que muchas veces has comprado unas lonchas en la carnicería y las has metido en la nevera. Entonces sabrás que si permanece unos días ahí se secan demasiado y pierde gran parte de su sabor. Lo ideal es comprar una paleta entera e ir cortando según se come.

Cuando dejas una pieza en contacto con una superficie ésta se reseca, el oxígeno es su peor enemigo. El jamón tiene que aceitar para tener ese brillo especial y sabor inconfundible. Debe estar a una temperatura acorde con sus características.

Acompaña a tu paleta ibérica de la forma perfecta

Un buen jamón no necesita presentación pero sí lo podemos acompañar de una delicada bebida para potenciar su aroma y refrescar el paladar. Si tienes un evento en tu casa o quieres quedar como el perfecto anfitrión no te olvides de un buen fino o unas copitas de cava. Una buena paleta se merece un tiempo de degustación y un equilibrio en la mesa. También puedes optar por un vino blanco o con burbujas para que limpie el paladar.  Piensa que lo que bebas debe ser suave para que acompañe a esta especial pieza y no oculte su sabor.

La paleta y sus propiedades beneficiosas

Es un excelente producto para cuidar tu salud. Su alta concentración de ácido oleicos ayuda a proteger nuestro cuerpo de distintas afecciones. Además es rica en proteínas, vitaminas B1, B6 y B12, ácido fólico, minerales, antioxidantes, regula la tensión arterial, mejora el sistema nervioso, evita riegos cardiovasculares y es una fuente de vitamina E. ¿Necesitas más razones para comer paleta ibérica?

 

Imagen de una paleta ibérica curada en secaderos naturales de Guijuelo

 

 

Todos estos beneficios los encuentra en nuestras paletas de Cebo, ibérica y de bellota con D.O. Guijuelo. Una suculenta pieza elaborada con esfuerzo y la experiencia de 120 años en la tradición hacinera. Además enviamos sus pedido a domicilio con todas las garantías y si lo prefiere se la enviamos deshuesada y envasad al vacío.

¡Contáctenos ahora y le ayudaremos atoar la mejor decisión!

 

 

 

1 thought on “7 razones para elegir una paleta ibérica”

Leave a Comment